Blog

Disfruta de las mejores entradas sobre alquiler de autocaravanas

Cádiz y sus playas en autocaravana (I)

Cádiz y sus playas en autocaravana (I)

La costa de la luz gaditana es una de las más conocidas alrededor del mundo, hoy os llevaremos en un recorrido por sus playas de arenas finas y aguas limpias, ideales para practicar deportes acuáticos o viajar con los más pequeños de la casa. En esta ruta por las playas de la Costa de la Luz recorreremos la provincia de Cádiz con nuestra autocaravana desde Tarifa hasta Sanlúcar de Barrameda, en la desembocadura del río Guadalquivir, junto a la provincia de Huelva.

Playa Bolonia, Tarifa

Considerada una de las últimas playas vírgenes al sur de la península Ibérica. Aquí podemos encontrar la Duna de Bolonia, declarada monumento nacional y las ruinas de la antigua ciudad romana de Baelo Claudia, ideal si eres un amante de la arquitectura y la historia, abiertas y con entrada gratuita para los visitantes europeos (ciudadanos de la comunidad europea).

Playa de Zahara de los atunes, Barbate

Una localidad turística que cuenta con una amplia playa. Un entorno natural y agradable protegido por las dunas de arena. En las afueras de la ciudad podemos encontrar el aparcamiento de Quebrantamichos, donde dejar nuestra autocaravana. El centro amurallado de la ciudad es de obligada visita, así como su mercadillo nocturno.

Playa de Los Caños de Meca, Barbate

Junto al parque natural de La Breña y las Marismas del Barbate, en una población también muy turística. Cuenta con amplias playas, algunas de ellas aptas para nudistas. Podemos aprovechar la visita para visitar el cabo de Trafalgar.

Playa de El Palmar, Vejer de la Frontera

Cuenta con una de las playas más grandes de la Costa de la Luz, es un lugar frecuentado por turistas y amantes del surf. El mayor problema que nos encontramos es que está prohibida la pernocta en la localidad y en todo el litoral, aunque existe un aparcamiento que puede usarse para estancias cortas. Imprescindible visitar el centro histórico de la ciudad y contemplar sus casitas blancas.

Deja un comentario

Back to top