Blog

Disfruta de las mejores entradas sobre alquiler de autocaravanas

Cuidados para tu autocaravana en invierno

Con la llegada del invierno algunos deciden tomarse un descanso y aparcar la autocaravana durante la temporada de invierno. Una mayor carga de trabajo, el tiempo, que muchas veces no acompaña o, simplemente, el tomarse un descanso durante la estación más fría del año, son los motivos que pueden llevarte a buscar un lugar en el que estacionar tu autocaravana durante los meses de invierno.

Si vas a estacionar tu autocaravana durante un periodo de tiempo largo, hay algunas indicaciones que deberás seguir para que tu vehículo se mantenga en perfectas condiciones. Existen muchos factores que pueden impactar negativamente en tu autocaravana, por eso resulta importante saber cómo mantenerla a salvo durante ese periodo de parón.

La temperatura y el clima son dos factores muy importantes que deberás tener en cuenta si tienes pensado estacionar tu autocaravana al aire libre. En estaciones frías deberás ser especialmente cuidadoso con el agua. Es más que recomendable vaciar todos los depósitos de agua de la autocaravana, ya que el agua ocupará más espacio al congelarse y podría dañar nuestras tuberías, los grifos o las bombas.

Sin embargo es la humedad uno de los principales peligros a los que nos enfrentamos, por lo que debemos tomar ciertas medidas. No debemos dejar la autocaravana en lugares muy cerrados o sin ventilación y es necesario asegurarnos de dejarla en lugares secos, separada de fuentes de humedad como paredes o muros.

Es una buena idea hacer visitas periódicas a la autocaravana para asegurarnos que todo está correctamente, además de esta forma podremos abrirla y dejar que se ventile. En caso de estar estacionada en algún lugar muy húmedo, siempre es recomendable encender la calefacción durante un tiempo y dejar que se seque el ambiente del interior antes de cerrar de nuevo.

Antes de aparcar es necesario asegurarse de cortar la luz y el gas, además conviene revisar la nevera con el fin de no dejar ningún resto de comida que pueda echarse a perder. Tampoco conviene dejar nada pegado o cerca del techo y, si fuera posible, tener algún sistema de deshumidificación en el interior, con el fin de ayudar a mantener el ambiente lo más seco y libre de humedades posible.

Si vamos a estar estacionados durante un periodo muy largo, por ejemplo todo el invierno, es muy recomendable tener algún sistema de cuidado para los neumáticos ya que son los que más notan el paso del tiempo. Con el frío pueden agrietarse, además al soportar todo el peso pueden dañarse. Es importante tener cubiertas o mantenerlos tapados con una lona, lo mejor sería desmontarlos, pero no siempre es posible. Siempre hay que bajar las patas y colocar otras de refuerzo o borriquetes, sobre todo en la parte central de la autocaravana.

Antes de dejar la autocaravana conviene limpiarla a fondo con los productos adecuados, hay que mantener los engranajes bien engrasados y asegurarnos de que todas las juntas están bien siliconadas. Además si vamos a dejar el vehículo sobre sus patas es necesario mantener éstas en buen estado con productos que eviten la corrosión y el óxido.

Si vas a dejar que tu autocaravana descanse este invierno es importante que te concentres en su mantenimiento, así cuando llegue el buen tiempo y decidas salir de nuevo, estará en perfectas condiciones para ti, esperando para ponerse en marca.

Deja un comentario

Back to top