Blog

Disfruta de las mejores entradas sobre alquiler de autocaravanas

Las autocaravanas también son para el frío

Las autocaravanas también son para el frío

Vive el invierno en tu autocaravana

No puedes resiste a viajar, ni siquiera cuando el frío aprieta. No importa si llueve, nieva o truena, te encanta salir con tu autocaravana y vas a escaparte pase lo que pase. Eres incapaz de quedarte en casa, al fin y al cabo, si hace frío puedes pasar un fin de semana en la nieve o, si eres muy friolero, pasa un sábado de peli y manta en tu autocaravana. ¿Te imaginas algo mejor?

Sin embargo, no puedes salir sin estar bien preparado para combatir las bajas temperaturas. Cuando hace frío tienes que tomar precauciones y estar preparado para cualquier eventualidad como la nieve o el hielo. Esta es una de las mejores épocas del año para salir con tu autocaravana, la nieve tiñe los paisajes y los transforma en algo mágico que no te vas a querer perder, pero como siempre, tienes que tener cuidado.

Prepara tu autocaravana para el frío

El frío no te afecta solo a ti, la autocaravana también se resentirá por las bajas temperaturas. Es importante que revises los neumáticos, si nieva o se forman placas de hielo —algo ya de por sí peligroso— un neumático en mal estado puede ser causa de accidentes. Revisa el nivel de líquidos y si sabes que va a nevar, pon neumáticos de invierno o lleva cadenas.

Tampoco te tienes que olvidar de ti. Seguro que no quieres pescar un resfriado en tu salida. Es importante llevar ropa de abrigo y buenas mantas. Tu mejor aliado para el frío será la ropa térmica, si puedes, hazte con unos pantalones y unas buenas botas térmicas.

Aíslate del frío

Busca aparcar en zonas donde no haya grandes corrientes de viento. El frío, sobre todo por la noche, puede ser muy traicionero. Busca siempre campings en zonas que estén al amparo de los vientos fuertes.

Siempre que te sea posible duerme en la parte baja de la autocaravana. Si no puedes, trata de aislar al máximo el interior, cierra bien ventanas y puertas. El problema de tener todo cerrado será la condensación. Deberás tener cuidado, ya que la condensación puede congelarse y tendrás problemas de visibilidad. Siempre que te sea posible, deja una rendija abierta para que el interior no se empañe. Otra solución es dejar material absorbente —arena de gato— repartido por el interior, de esta forma absorberá la humedad y el coche no se empañará.

Otra buena forma de calentar el vehículo es acampar en lugares donde le dé el sol por la mañana. Evita espacios con mucha sombra. A primera hora agradecerás esos primeros rayos de sol. Aprovecha para calentar la autocaravana por la mañana y, si tienes células solares, aprovecha también la energía.

No te olvides de la seguridad

Si no estás acostumbrado al frío y a la nieve infórmate antes de salir de casa sobre el estado de las carreteras. Valora la conveniencia del viaje y la seguridad. Ten mucha precaución y no te olvides de seguir los consejos de la DGT para conducir en invierno.

Y si lo tuyo no es el frío no te preocupes, pronto pasará y podrás sacar de nuevo tu autocaravana a la carretera. Sin embargo, estas fechas son para todos los amantes de la nieve y de las bajas temperaturas. Si estos consejos te han motivado a salir recuerda que puedes alquilar una autocaravana con nosotros y salir a buscar esos paisajes nevados que tanto te gustan.

Disfruta del frío con tu autocaravana.

Deja un comentario

Back to top