Blog

Disfruta de las mejores entradas sobre alquiler de autocaravanas

Los antepasados de las autocaravanas

Los antepasados de las autocaravanas

A todos nos gusta viajar en autocaravana, sabemos que es una experiencia única, una forma de viajar que nos deja total libertad para ir donde nos apetezca, marcando nuestros propios tiempos, parando donde queramos y descansando cada vez que lo necesitemos. Pero, ¿alguna vez has pensado en cómo era todo antes de la aparición de las autocaravanas? ¿Has pensado alguna vez en la primera autocaravana? ¿Cómo era? ¿Sería más grande que las modernas? ¿Más rápida? ¿De qué materiales estaría hecha? ¿Qué comodidades tendría? El primer avión, el de los hermanos Wright, era poco más que maderas y un motor pequeño, así que… ¿Cómo serían nuestras primeras autocaravanas?

Si tienes o estás pensando en tener una autocaravana seguro que te has hecho esta pregunta en más de una ocasión. A todos nos encanta conocer las raíces de nuestras pasiones y el caravaning es eso, una verdadera pasión. Así que vamos a realizar un repaso por la historia de estos fascinantes vehículos con el fin de conocerlos un poco más.

Podríamos decir que las autocaravanas son tan antiguas como la rueda misma, el concepto de la autocaravana es casi tan viejo como el de las ruedas sobre las que se sostiene. En el neolítico, los primeros hombres cortaron las primeras ruedas directamente de los troncos de los árboles y con la ayuda de ejes y clavijas consiguieron hacer que soportasen el peso de los carros. Una vez inventado el carro, que no era más que una evolución de los viejos trineos de carga, las primeras autocaravanas estaban ya a un paso de distancia.

Aquellos primeros y primitivos carros se usaron, sobre todo, para trabajos agrícolas. Con el tiempo, éstos evolucionaron, en Egipto eran usados para la guerra, para el transporte de mercancías, para las ceremonias religiosas o para el transporte de monarcas y jefes. Cada tipo de carro cubría unas necesidad y no era lo mismo el carro ligero que usaban para la guerra, que los recargados y pesados carros con que viajaban los faraones y los nobles egipcios. Sin ir más lejos, en la famosa tumba KV62, la de Tutankamón, se encontró un carro.

Su uso se fue extendiendo y cada civilización introducía cambios y mejoras en el sistema. Hacia el año 2000 a.c aparecieron los primeros carruajes, que se distinguían de los carros por tener dos ejes y cuatro ruedas. Si buscamos el primer antepasado de nuestras modernas autocaravanas, sin duda, ese tiene que ser el carruaje o carreta. Este tipo de vehículo se utilizaba para el transporte de pasajeros y con el tiempo, se fueron desarrollando complicados sistemas de amortiguación o suspensión.

Carreta

Carreta. Antepasado de las autocaravanas.

Estas carretas o carruajes evolucionaron en lo que sea, tal vez, la forma primitiva de autocaravana más conocida por todos, las diligencias y las carretas de los colonos americanos. Estos vehículos, que nos han llegado gracias al cine y la televisión, fueron ampliamente usados durante la colonizacióon del nuevo mundo y son el más reconocible de los antepasados de nuestras autocaravanas.

Pero, ¿cuál fue el primer vehículo a motor? ¿Cuál fue la primera autocaravana moderna? Para encontrarnos con ella tenemos que deja atrás el salvaje oeste y viajar hasta 1890, según la revista especializada Werfauto Magazine, en ese año la empresa francesa Panhard&Levassor añadió un motor de vapor a un viejo carro de reparto y así nació el vehículo considerado como primera autocaravana. A este modelo le siguió otro de la compañía inglesa Eccles, que no era más que una cabina de madera, cuatro ruedas de cuadra y una lona que cubría la parte trasera del vehículo.

Sin embargo, y a pesar de su sencillez, aquellos vehículos sentaron las bases para lo que hoy son verdaderas casas rodantes, vehículos llenos de comodidades en los que puedes vivir de la misma forma que en tu casa.

Deja un comentario

Back to top