Blog

Disfruta de las mejores entradas sobre alquiler de autocaravanas

Nacional 340, la ruta 66 española

Nacional 340, la ruta 66 española

En España también existen rutas míticas por las que perderte, seguro que recuerdas la mítica “ruta del bakalao” que recorría las principales discotecas de la costa valenciana. En España existen varias carreteras que puedes recorrer en tu autocaravana y que tienen poco que envidiar a la mítica ruta 66 americana. En la Comunitat Valencia existen varias carreteras y rutas por las que puedes perderte y descubrir maravillosos parajes y pueblos a lomos de tu autocaravana.

Caminos de asfalto míticos que recordarás durante mucho tiempo y que te llevarán por los pueblos más emblemáticos del territorio valenciano, pueblos como Cullera, tan pintorescos que difícilmente podrás olvidar.

Aunque la ruta 66 americana nace en Chicago y llega hasta Los Ángeles, atravesando así Estados Unidos de costa a costa, nuestra Nacional 340 atraviesa toda la Comunidad Valenciana.

Esta carretera atraviesa toda la Comunidad, pasando por algunas de sus poblaciones más conocidas como Elche, Alicante, Alcoy, Concentaina, L’Alcudia, Valencia, Sagunto, Almenara, Vila-real, Castellón, Benicassim, Oropesa, Benicarló y Vinaroz, entre muchas otras. A lo largo de toda esta ruta podrás disfrutar de la playa y de la montaña, de los parajes naturales, de monumentos y cascos históricos, recorrerás lo que fue en su día la Via Augusta, pasarás por debajo de viejos arcos romanos, descubrirás mansiones, montañas… Un viaje en el que no te faltará de nada.

La Nacional 340 es mucho más que una carretera, es un monumento turístico, una verdadera artería que te llevará a recorrer toda la geografía valenciana, guiándote por los lugares más maravillosos de su geografía.

Así que ya sabes, si tienes ganas de vivir una experiencia diferente sin salir de España, la ruta por la Nacional 340 vale mucho la pena, puede que recorriéndola en tu autocaravana te sientas como Jack Kerouac en En El Camino, recorriendo la I66 desde Nueva York hasta San Francisco, persiguiendo el viejo sueño de libertad de los beats. ¿Qué me dices? ¿Te atreves?

Deja un comentario

Back to top