Road trip por las rutas de Bélgica con tu autocaravana

A pesar de ser un destino perfecto para unas vacaciones en autocaravana, Bélgica es un país que aún no es tan popular para este estilo de viaje.

Una región rica en historia, en monumentos y en ciudades de interés. Además, un país que posee increíbles espacios naturales protegidos que se pueden disfrutar al 100% si lo haces viajando en una autocaravana. 

¿Qué deberías saber si te decides a recorrer Bélgica con tu casa a cuestas?

  • No aparcar más de 24 horas en la vía pública.
  • Tener en cuenta que debe existir un radio de 100 metros desde los puntos de suministro de agua utilizados para beber.
  • Respetar las zonas protegidas.

Exceptuando la región costera donde es más difícil aparcar, existe una gran variedad de parques de pago y gratuitos para autocaravanas a lo largo del país. 

¿Te gustaría armar un plan de viaje a Bélgica en tus próximas vacaciones?

Aquí te contamos algunos de los destinos más bonitos que deberías incluir en tu itinerario:

  • Bruselas, la capital belga.

Una buena forma de comenzar la ruta en autocaravana por este hermoso país es iniciando el recorrido en su capital. Una ciudad moderna y multilingüe que conserva una de las atracciones más populares: el Atomium, un gigantesco átomo de 92 metros construido durante la primera exposición universal de la posguerra. 

La exploración de la ciudad puede continuar con un paseo por el centro para descubrir el Manneken-Pis, «el pequeño hombre que orina» en Bruselas. Aprovecha la ocasión para disfrutar de la arquitectura del Gran Palacio, beber una rica cerveza en alguno de los bares que se encuentran en la Grand Place y probar los exquisitos chocolates, famosos en todo el mundo. 

En Bruselas, es posible aparcar en el Camping Caravaning Brussels. Se encuentra a menos de 5 minutos de la estación de metro y es de pago.

  • El bosque de Hal, o Hallerbos en neerlandés

Un destino que merece ser visitado todo el año, ya sea cubierto de nieve, con un intenso verdor o teñido de colores otoñales. Situado a 20 kilómetros de Bruselas, este bosque de más de 500 hectáreas tiene un ambiente místico en el que se puede pasear, ir en bicicleta o incluso montar a caballo. 

La autocaravana deberás dejarla aparcada en Bruselas, ya que el Bosque de Hal no cuenta con un área de estacionamiento. Te recomendamos que cojas un bus desde la capital para llegar más rápido a destino.

  • Amberes. 

La segunda ciudad más grande del país y centro cultural por excelencia. No te pierdas la enorme catedral gótica de Notre-Dame antes de dirigirte a la Grand Place y a su impresionante fuente de agua. Continúa luego hacia la plaza Groenplaats.

Por otro lado, si deseas disfrutar de una vista de 360 grados de la ciudad, es posible subir al décimo piso del Museum aan de Stroom, un magnífico museo con panorámicas sobre el río. 

Si eres amante de la aventura y del disfrute al aire libre, aprovecha y recorre la ciudad en bicicleta, las calles están adaptadas para que circulen más bicicletas que autos. 

Para aparcar, el parque privado de autocaravanas Vogelzang es muy práctico.

  • Gante 

Una ciudad de mucha historia, cultura y una vida urbana dinámica; vale la pena tomarse un día completo para recorrerla. El encantador centro medieval de la ciudad es en gran parte peatonal, por lo que es posible andar a pie tranquilamente. Una visita recomendada es el bellísimo Castillo de los Condes, único castillo medieval de la región de Flandes cuyo sistema de defensa sigue intacto. 

La ciudad de Gante es famosa también por sus diversos mercados, como el mercado de las flores, de los libros, el rastro y el de segunda mano.

Para aprovechar al máximo tus vacaciones en autocaravana por esta hermosa ciudad, te recomendamos que finalices tu recorrido con un paseo en barco por sus bellos canales. 

Para aparcar la autocaravana, puedes dirigirte al parque de autocaravanas en las afueras de la ciudad, así como al camping Speeltuin Blaarmeersen.

  • Brujas        

Conocida como la Venecia del Norte por sus numerosos canales, sus calles empedradas y sus edificios medievales. Para recorrer la ciudad, se puede iniciar el paseo por la plaza Markt, con sus coloridas fachadas y con la estatua de Breydel y Coninck. No te pierdas el Museo del Chocolate (Choco-Story) y el Museo de las Patatas Fritas (Musée de la Frite). Por último, puedes terminar el día con un paseo hasta el Lago del Amor o Minnewater, un lugar encantador y romántico desde el que podrás observar el antiguo campanario de Brujas. 

Puedes aparcar tu autocaravana en una de las áreas de servicio de la ciudad o en el camping Memling, a pocos kilómetros del centro. 

Esto es solo una pequeña muestra de lo que puedes encontrar en Bélgica, un país que es ideal para los amantes de los viajes en autocaravana. Una región pequeña, repleta de paisajes, hermosos parajes y ciudades encantadoras.

Con Autocaravanas Europa ya no tienes excusa. 

Te aseguramos que la experiencia de viajar en autocaravana y disfrutar de la naturaleza de esta manera, será un antes y un después en tu vida. 

Elige en qué bosque dormir, frente a qué lago almorzar, donde gozar de un bello amanecer o cuántos días quedarte en cada lugar. Las opciones son infinitas y solo dependen de ti.

Descubre todos los modelos que tenemos disponibles para que tu viaje por Bélgica sea increíble.

¡Nos vemos en la carretera! 

Compartí este articulo:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email